martes, junio 19, 2007

La homofobia rampante

El hundimiento de la ley que otorgaba derechos patrimoniales a parejas homosexuales en el Congreso debería ser una vergüenza para la bancada uribista. Es increíble que esta medida, que ponía a Colombia a la vanguardia de los países de América Latina que luchan contra la discriminación sexual, hubiera sufrido semejante revés. Claro que, viéndolo bien, tal decisión no es de extrañar, si se tiene en cuenta que muchos de los integrantes de la coalición del gobierno en el Congreso provienen de la más rancia derecha colombiana, que no ha superado los prejuicios homofóbicos, y que tiene en Adriana Gutiérrez y Jorge Visbal Martelo a dos de sus más excelsos exponentes. Ahí sí no funcionó el pupitrazo limpio como el que se vio la semana pasada en la aprobación de proyectos tan trascendentales como la ley de transferencias, que fue aprobada a los tramacazos. Pasará mucho tiempo antes de que esta iniciativa vuelva a gozar del buen momento que se había visto en los debates recientes. Igualmente, es poco probable que tengan eco las protestas del senador Armando Benedetti, quien pidió la expulsión de los miembros del Partido de la U que le pusieron un palo en la rueda a la aprobación del proyecto. Una vez más se hace evidente que la bancada oficialista sólo se interesa en sacar adelante aquellas leyes que le reportan algún beneficio político, o que gozan de buen lobby por parte del Ejecutivo, cosa que no ocurrió en este caso. Si bien es cierto que con la legislación actual las parejas homosexuales pueden conformar sociedades y disfrutar de ciertos beneficios lógicos, la ley hundida facilitaba mucho ese proceso y además era un síntoma de madurez política y de progreso social. Pero eso era esperar demasiado de este Congreso.

2 comentarios:

  1. Si los Desplazados tu vieran la mitad del poder de lobby que tienen los gays, otra sería nuestra historia, digo esto sin que el tema deje de tener importancia, lo que no me "cuadra" es que hasta el gato ha hecho un escándalo que pasó por encima de las cifras de desplazamiento anunciadas la semana pasada.

    ResponderEliminar
  2. pues no tenía idea, me vengo a enterar. No se de que me sorprendo.

    jeje, es que no lo estoy

    ResponderEliminar