miércoles, septiembre 26, 2007

A propósito de chistes...

Ha estado mal enfocada toda la alharaca armada alrededor de un aviso y una nota publicados en un blog del periódico británico The Guardian, en el que se dicen varias cosas contra el presidente Álvaro Uribe y su familia, y en el que además se le pide al gobierno inglés que reduzca la ayuda militar a Colombia, debido a la crítica situación que viven los sindicalistas en nuestro país.

De entrada, el ministro de Defensa, antes de verificar la autoría de dicha información salió a acusar a Carlos Gaviria de hablar mal del país, episodio en el que el presidente del Polo había sido suplantado y nada tenía que ver. Pero, como es su costumbre, JMS no tuvo empacho en salir a acusar a Gaviria y a distribuir copias de las supuestas difamaciones publicada en Londres. Obviamente, ya tuvo que rectificar a regañadientes, como pudimos apreciar.

Independientemente de quién lo escriba, resulta curioso que cada vez que se habla contra Uribe alguno de sus subordinados sale a decir que es un insulto contra Colombia, como si él fuera la mismísima encarnación de la Patria.

Eso sí que es un mal chiste: tratar de asociar la persona del presidente con el país. Eso no es más que una burda manipulación, maniobra igualmente puesta en práctica por Ernesto Samper, mentor del actual inquilino del palacio de Nariño.

~ ~ ~

Más allá de eso, y para no hablar del tema de los derechos humanos o la terrible situación de los sindicalistas, vale la pena ver por ejemplo la más reciente encuesta de Transparencia Internacional sobre el ránking de corrupción en el mundo, en el cual Colombia ocupa el puesto 68, con una calificación de 3,8 en una escala de descendente de 10 a 0, donde 10 sería la nota de los países más transparentes.

En este escalafón Colombia ocupa un ‘honroso’ sexto lugar entre los países latinoamericanos, por debajo de Chile (7,0), Uruguay (6,7), Costa Rica (5,0), Cuba (4,2) y El Salvador (4,0).

¿No es increíble que en este país, donde según el propio Uribe, dizque el gobierno trabaja con “honorabilidad y trasparencia”, estemos en una situación tan precaria en materia de corrupción?

Supongo que eso también les debe causar mucha risa al presidente y a sus áulicos de turno, quienes deben estarse retorciendo de hilaridad después de ver ese informe...

6 comentarios:

  1. Querido Vladdo:

    ¿Caíste en una trampa informativa? Mezclas dos cosas distintas, igual que el ministro Juan Manuel Santos.

    El aviso pagado por Justice for Colombia no fue publicado en ni en un blog ni en la sección del foro de lectores, sino en la página 16 de la edición impresa de The Guardian del lunes.

    Está firmado por la plana mayor del Partido Laborista británico.

    Lo reproduje en http://www.ips.org/blog/cvieira/?p=52

    Francamente: no firmo ese texto por la simple razón de que no tengo ciudadanía británica, aunque creo que los ciudadanos de países afectados por la política de gobiernos extranjeros deberíamos incluso poder participar en sus elecciones.

    Yo recibí el domingo en mi blog un texto de contenido similar al que fue publicado en el foro de lectores de The Guardian y que le fue achacado a Carlos Gaviria.

    El mecanismo de mi blog lo puso en cuarentena, y ahí sigue.

    ¿Por qué no lo publiqué? Porque a pesar de que el propio Gaviria, cuando fue magistrado de la Corte Constitucional, nos quitó a los periodistas colombianos el estatus profesional, bajo el argumento de que todo el mundo tiene derecho a la comunicación, a pesar de eso, me encantaría que el Internet fuera manejado con la misma responsabilidad con la que manejamos la información los periodistas.

    Es decir, firmando con nombre propio, respondiendo por lo que afirmamos. Y publicando la defensa de quien es atacado de manera personal.

    En todo caso, el anónimo sobre el entorno familiar de Uribe y sobre él mismo llegó a mi blog el mismo día que la carta apócrifa de Carlos Gaviria llegó al foro de lectores de The Guardian.

    Interesante, no?

    Porque el efecto de la carta apócrifa en una sección en la que puede escribir literalmente todo el mundo, fue que se silenciara -en Colombia- el contenido del aviso.

    Y que se confundieran ambas publicaciones.

    Por cierto, ¿sabías qué otra cosa pasó el jueves de la semana pasada?
    El día en que el Alto Comisionado de Paz presentó a los hipotéticos guerrilleros desmovilizados que hipotéticamente iban a matar a Uribe en el caso hipotético de que éste asistiera personalmente a la hipotética zona de despeje decretada para el, ojalá, no hipotético canje.

    Pues la otra cosa que pasó fue que ese día comenzó a circular, bajo el sello Grijalbo, el esperado libro de Virginia Vallejo, la diva de la TV de los 80 y amante de Pablo Escobar. No lo he conseguido aún, pero me cuentan que está muy bien escrito, y que desde las primeras páginas del libro queda uno de color: verde.

    Güeno, un abrazo
    Constanza Vieira
    Periodista/Colombia

    ResponderEliminar
  2. Querida Constanza,

    No es que haya quedado mal informado ni que hubiera caído en alguna trampa. Simplemente redondeé el tema, para no alargar la nota.

    El caso es que ni el aviso (por muchas firmas importantes que contenga) ni la dichosa carta hacían parte integral del contenido editorial del periódico The Guardian.

    Lo que si no te perdono es que me pongas en el mismo nivel de JM Falsantos.

    ResponderEliminar
  3. Sobre el escalafón de países corruptos y tansparentes, me sorprende que colombia esté en el puesto 68. ¿Qué puesto habríamos ocupado si los datos los manejara el DANE?

    (Me refiero, un DANE que obedezca las directrices presidenciales, con un director que prefiera organizar mejor los datos que renunciar)

    Se dice que la altísima corrupción en Colombia la iba a dejar en el puesto 143, pero por fortuna se pudo pasar una platica para subir de puesto y quedar en el 68

    ResponderEliminar
  4. Saludos:

    Lo chistoso, quizás lo trágico, es que eso sea chistoso. Eso: la tajante afirmación expresidencial, el ministro, la historia familiar (no desmentida o imposible de desmentir), el señalamiento, la mezquina rectificación, y lo más grave: que improvisados bomberos tras cortinas de humo, trabajosamente mantengan bajo control el inmenso rabo de paja del conductor “al despeñadero”.

    Hace varios días, después de conocer muchas historias, me pregunto reiteradamente el porque los colombianos somos dados a vivir en un mundo de fantasías, donde lo prioritario es mirar hacia otro lado. Eso es frecuente, una de las cosas mas dolorosas de mis cada vez mas distantes visitas a Bogota y su caótico trafico, es el ver la reacción reflejo de los pasajeros de un bus cuando una persona humillada sube a pedir una limosna, todos (si excepción) miran a través de la ventana, miran para otro lado, no por ignorar la realidad, sino exactamente lo contrario para ignorarla. Eso trasladado a la actualidad nacional dice del éxito del conductor “al despeñadero” y del fracaso de sus felices pasajeros.

    Quiero agregar finalmente un adendo, ese referido a la calificación obtenida en el índice de Transparencia Internacional por parte de Colombia (3,8 de 10 máximos posibles). Hace algunos años, cuando adelantaba una investigación, acudí al mencionado índice de transparencia (posiblemente un eufemismo para corrupción), y cual no seria mi sorpresa, al indagar más sobre quienes eran miembros de Transparencia Internacional allí en Colombia, cuando descubrí que Sabitas era miembro de ello, eso antes de su “exitoso” paso por el ministerio; sabiendo eso, ahora cuestiono si realmente si la calificación actual no estará sobrestimada?

    Alejandro Vakéen
    Wq, D.
    http://andakie.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Se pregunta uno cuál es la alharaca por las afirmaciones que se hacen en The Guardian. Acaso no es cierto que la familia de Uribe tuvo trato con el clan Ochoa? Más de una foto ha aparecido donde los miembros de ambas familias departen amigablemente. El primo de Uribe se ha encargado de colgar más de un mico en el congreso abiertamente favorable a los narcos. Y cualquier presidente, por simple decoro y respeto con las víctimas de bombas y asesinatos, no tendría como asesor al primo de Pablo Escobar, el mayor delincuente en la historia reciente de Colombia. Y con respecto a las muertes de sindicalistas y opositores (como Jaime Gómez) con apoyo de fuerzas del estado, tratar de ocultar que en Colombia ocurre esto, es algo indignante. Pero bueno: Uribe seguirá faranduleando y diciéndole a Angelina Jolie que tiene que venir a Colombia, para que vea lo bonito, y que aqui no pasa nada, mientras hace caso omiso de los informes de Amnistía Internacional.

    ResponderEliminar
  6. (Chiste)
    Estava bush,chavez y uribe en un avion
    y bush dice lanzare lo que mas abunda en mi pais y lanzo una maleta de dolares
    Uribe dice Lanzare lo que mas abunda en mi pais y lanzo droga
    y chavez dice Lanzare lo que mas abunda en mi pais Y lanzo a uribe...
    DIGANME QUE ES MENTIRA? AKI LO Q AY COLOMBIANOS ES VAINA jajaja toda la vida han venido para aca,acaso No les da pena venirse y decir "ME VIENE A VENEZUELA XQ EN MI PAIS COLOMBIA AY HAMBRE Y TODOS NOS ESTAMOS MURIENDO DE HAMBRE" no les da pena eso?? verguensa lo que le deberia de dar xq no se kedan aya muriendose de hambre y no andar dejando en mal a su pais x todos lados

    ResponderEliminar