miércoles, octubre 24, 2007

ToromBolo Democrático



La sencilla pregunta que el ex alcalde Antanas Mockus le hizo a Samuel Moreno no evidenció la discutible calidad moral de éste, sino su escasa calidad mental, cosa que es más grave, creo yo.

Moreno no sólo cometió una bestialidad al responder en el debate, sino que también la embarró varias veces tratando de rectificar lo dicho. Fue torpe al hablar y peor al corregir; o al intentarlo, porque nada le salió bien.

En este caso vale la pena tener en cuenta que la diferencia entre la estupidez y la maldad es que la maldad tiene sus límites...

P.S. Y lo peor es que Peñalosa –que tampoco es ángel de mi devoción– está a punto de perder la Alcaldía con semejante esperpento...

5 comentarios:

  1. No creo ni he creído nunca que en Colombia se pudiera elegir libremente alcaldes o gobernadores, puesto que serían fichas de los más siniestros poderes, como lo está demostrando hoy plenamente el lío de la parapolítica, que empezó a gestarse desde las lejanas épocas en que se empezaron a elegir a estos gobernantes locales y seccionales.

    Además de ésto, el listado de gobernantes locales y seccionales involucrados en casos crasos de corrupción es enorme, y no hay región del país que no haya sido afectada por este flagelo.

    La "democracia" colombiana tan cacareada como imperfecta no da para tanto.

    Ya tenemos ejemplos de sobra que van desde la presidencia de la república, hasta el más humilde de los concejos municipales.

    Lo de Moreno es lamentablemente anecdótico. Por qué: porque de acuerdo con la dinámica del sistema político colombiano, eso es lo que hay. No existen opciones serias, diferentes, frescas, incluyentes que representen movimientos o partidos diferentes a los que nos venden a diario. O es Moreno o es Peñalosa. Pregunto: en una ciudad con más o menos 8 millones de habitantes, la capacidad de gobierno fue sembrada en estos dos prohombres?

    Finalmente la acidez de esta campaña, la ansiedad de los dos prohombres-candidatos para ser cada uno de ellos el escogido, más que sembrar esperanzas en el electorado debería crear serias dudas: tanta agresión, tantos recursos (económicos, humanos, físicos) puestos en el logro de este objetivo, para qué? Para beneficiar a la comunidad? Lo dudo.

    ResponderEliminar
  2. Esto me recuerda las presidenciales del 94, entre Pastrana y Samper. Dos opciones desastrozas, mucho ataque entre candidatos, Mucho contra-voto, mucho amarillismo de la prensa. La diferencia con las de este año es que sí hay propuestas diferentes. Azarosas, difusas, imprecisas y erráticas, pero diferentes entre sí.

    Sobre la pregunta del debate, me hace acordar de una palabra del gran José Luis Coll:

    Remerdiar: Tratar de colucionar un problema o un error, empeorándolo aún más

    ResponderEliminar
  3. Creo que nos cogió la noche para impulsar la idea de votar en blanco: la última reforma política permite que si más de la mitad de los votos es en blanco, se anulan los resultados y se repiten las elecciones SIN los candidatos perdedores.

    Zapatero supuestamente fue elegido a punta de mensajes de texto que se mandaban los españoles asqueados de las mentiras de Aznar sobre el 11-M.

    Lástima que vivamos en Colombia en ése sentido, tantos millones de celulares y nunca se dará aquí algo así...

    P.S. Sr. Vladdo, ok con la caricatura, pero a mí me cae bien Torombolo. Comelón, pero de lejos el más astuto y sagaz del universo de Archie Comics.

    Jack In The Box

    ResponderEliminar
  4. Vladdo, Uribe solicita hoy que nadie vote por políticos respaldados por grupos ilegales. ¿Se imagina que hubiera pasado si así se hubiera hecho en las últimas elecciones? Tendriamos otro presidente y otro congreso. Hay que tener cara para salir a decir eso teniendo rabo de paja. Pero como los furibistas están ciegos y sordos... más no mudos...

    ResponderEliminar
  5. Estimado Vladdo, siendo usted el demócrata que es, voy a permitirme disentir de usted, apoyando a Samuel Moreno para la Alcaldía de Bogotá, ya que cualquier colombiano cansado del unanimismo en el que hemos caído, votaría por un candidato del que EL TIEMPO dice en una de sus notas tras el debate: "Peñalosa, aunque destacó su intención de continuar algunos de los programas de Garzón, dejó en claro que está más del lado del Presidente Álvaro Uribe, y que con el mandatario y sus partidarios se propone consolidar el modelo de seguridad democrática en la ciudad."

    ResponderEliminar