miércoles, octubre 03, 2007

Uribe vs. Guillén

Es inaudito que en un país como el nuestro el presidente de la República salga a hacer acusaciones temerarias contra un periodista. Muy grave resulta la acusación del presidente Uribe contra Gonzalo Guillén, quien, según el presidente, es el responsable de las afirmaciones que hizo contra Uribe y su familia la ex diva Virginia Vallejo, en su libro Amando a Pablo; odiando a Escobar.

¿Se imaginan cuántos matones furibistas se entusiasman después de oír a su amado líder diciendo algo así? Uribe prácticamente le puso una lápida encima a Guillén, quien desde hace tiempo ya tiene que andar con escoltas y cosas de esas, por otras amenazas relacionadas con su trabajo.

Y más lamentable aún es que en un periódico supuestamente serio como El Tiempo aparezca una nota como la de hoy, la cual titulan refiriéndose a Guillén, pero que empieza hablando de la Vallejo (claro, por aquello del contexto), después de lo cual sí se refieren a las acusaciones que el presidente lanzó contra Guillén. Pero lo grave es que no hablaron con Guillén.

Un medio que se respete no puede darse el lujo de publicar noticias elaboradas a punta de radio y de comunicados del palacio presidencial. Y en este caso concreto, no se tomaron la molestia de consultar al corresponsal de El Nuevo Herald, ni al director ni a ningún miembro del staff de ese periódico.

Fue muy irresponsable el presidente al salir a decir eso. Y ese es el mismo presidente con el que Enrique Santos, director de El Tiempo, se derritió en elogios, en la conferencia de la SIP realizada en Cartagena...

5 comentarios:

  1. En efecto, Vladdo, lo más aberrante es que la SIP no se haya pronunciado hasta el momento en apoyo de Gonzalo Guillén y censurando la cobarde y abusiva intervención del Presidente Uribe en contra del comunicador, como lo hizo esta mañana el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) con sede en Nueva York:

    http://www.cpj.org/news/2007/americas/colombia03oct07na_sp.html

    Eso nos permite confirmar lo que desde hace mucho tiempo se dice en el sentido de que la SIP es un organismo de naturaleza política, hoy presidido por Enrique Santos, primo del vice Presidente de la República y hermano del ministro de la Defensa. Es aberrante que la dirección del diario El Tiempo permita (o ¿induzca?) una noticia de esa categoría, que lo único que hace es reforzar el señalamiento público al ofendido, quien al fin y al cabo es un colega y se encuentra en plena inferioridad de condiciones en relación con su abusivo acusador, adueñado de los medios nacionales en complicidad con sus directivos. Me imagino lo que hubiera pasado si una situación tan bochornosa se hubiera presentado, por ejemplo, en Venezuela.

    ResponderEliminar
  2. Si señor!!! y la libertad de expresiòn, la de prensa y la de la informaciòn veraz y todo eso dònde carajos queda???????? en un manual? en una constituciòn llena de hojas con letras a màquina??? Que tristeza

    ResponderEliminar
  3. Felicitaciones, te acabamos de otorgar el premios simbólico, virtual y no económico BLOG SOLIDARIO.

    ResponderEliminar
  4. Texto de la carta enviada por el periodista Gonzalo Guillén al Presidente de la República, con fecha del 2 de los corrientes:

    "Señor
    ALVARO URIBE VÉLEZ
    Presidente de Colombia
    Bogotá.

    Señor presidente Uribe:

    Por la presente, de manera respetuosa, en mi calidad de ciudadano colombiano y de periodista profesional, corresponsal en Colombia de El Nuevo Herald, de Miami, me dirijo a usted para exigir que rectifique a la mayor brevedad las calumnias y las injurias temerarias que formuló en mi contra, en la mañana de hoy, martes 2 de octubre de 2007, a través de las cadenas nacionales de radio Caracol y RCN.

    Las calumnias e injurias cometidas por usted contra mí son las siguientes:

    1. Afirmar que yo estoy detrás de un libro que escribió la señora Virginia Vallejo en el que lo relaciona a usted con el traficante de cocaína de Medellín Pablo Escobar Gaviria, según usted mismo lo dijo a través de esas emisoras. No tengo absolutamente nada que ver con ese libro. Ni siquiera lo he leído.

    2. Afirmar que el año pasado yo lo busqué a usted para preguntarle de manera maliciosa por un avión de una familia Echavarría con la intención de vincularlo a usted y al tal avión con asuntos de tráfico de drogas. Jamás le he hecho a usted ni a ninguna otra persona preguntas sobre ese asunto que desconozco por completo.

    3. Afirmar que yo soy un "calumniador profesional", que mi vida profesional de 32 años ha estado "dedicada a la infamia y a la calumnia" y que me he dedicado a lo largo de toda mi vida profesional a perseguirlo a usted. Jamás he dicho nada de usted que no lo haya confirmado debidamente (por lo menos en dos fuentes), no lo he perseguido jamás ni usted ha presentado nunca ninguna clase de reclamación o réplica a ninguna publicación que yo haya hecho. Exijo que la rectificación se haga de manera inmediata y en los términos que lo exigen las leyes de Colombia. Esto quiere decir que usted debe retractarse de las calumnias y las injurias lanzadas temerariamente contra mí, en los mismos horarios, en las mismas cadenas de radio, en las mismas emisiones de cobertura nacional y con la misma cantidad de tiempo que empleó para atropellar mi dignidad y mi buen nombre además de haber puesto en serio peligro la seguridad y la integridad personal de los miembros de mi familia. Lo hago responsable de lo que pueda sucedernos como consecuencia de la irresponsabilidad de sus ataques desproporcionados e insensatos.

    Usted no se puede valer de la condición de mandatario del país, con todo el poder que ejerce sobre los medios de comunicación y la opinión pública, para salir temeraria y arbitrariamente a poner en la mira del sicariato y en la picota pública a un periodista que lo único que hace es cumplir con su deber de informar, así a usted no le guste.

    Atentamente,

    Gonzalo Guillén
    Cédula de Ciudadanía número 215.989
    "

    ResponderEliminar
  5. El “Show” de RCN TV

    Ayer a las 9:50 p.m. el Canal RCN transmitió en diferido una entrevista que la ex diva Virginia Vallejo, amante de Pablo Escobar, le concedió en días pasados al director de noticias de ese medio, Álvaro García Jiménez.

    La entrevista transcurrió sin novedad y la entrevistada se supeditó a relatar algunos detalles de su romance con el capo Escobar y de los hechos que se suscitaron en esa época. También se refirió la señora Vallejo nuevamente a la actuación del ex senador del Tolima Alberto Santofimio Botero, sobre quien ratificó su acusación de ser el autor intelectual del magnicidio de Luis Carlos Galán.

    En otras palabras, la ex diva no se extendió más allá de lo que dijo en el video que adquirió o le fue entregado al mismo medio, y que éste difunció el 26 de julio de 2006 con presentación del citado comunicador García. Lo único nuevo fue que mostró a la cámara la portada de su libro, Amando a Pablo, Odiando a Escobar.

    Cuando los espectadores pensamos que el programa había concluido, las pantallas de los televisores nos mostraron una continuación del mismo que no fue otra cosa que un foro preparado por el Canal RCN destinado a controvertir a la entrevistada, compuesto por el periodista Edgar Téllez, directivo de la Revista Cambio (propiedad de la Casa Editorial El Tiempo), por el doctor Alfonso Gómez Méndez, ex vicefiscal (bautizado en años anteriores “El Narcofiscal”, por el periodista fallecido Manuel Vicente Peña; no sabemos por qué), y por el inconfundible Poncho Rentería, el cuasiperiodista de farándula y columnista de El Tiempo y de El País de Cali, personaje que siempre se ha destacado por amoldar sus escritos a las ideas de quienes en su momento ostentan el poder político o económico en Colombia. Ninguno de los citados personajes actuó con la debida neutralidad en relación con le ex vedette de los medios y por el contrario todos lucieron energúmenos, la trataron de mentirosa, la juzgaron más por lo que anotó en su libro, que no fue mencionado en la entrevista, e hicieron mofa de sus palabras con la finalidad de descalificarla.

    En otras palabras, el Canal RCN, de propiedad de la Organización Ardila Lulle, uno de los grupos económicos colombianos que mayor aporte económico legal hizo a las campañas de Uribe Vélez, y en consecuencia de los que mayores beneficios han recibido de sus gobiernos, montó un verdadero “show” mediático de indiscutible mala fe e inobjetable carencia de ética periodística, destinado al fin y al cabo a contrarrestar los cargos que la señora Vallejo le hizo al Presidente en su libro de reciente aparición, a los cuales no se refirió en la entrevista.

    Lástima que los tres prestantes foristas (¿invitados o pagados por el medio televisivo?) no se hubieran referido a esos documentos secretos de Inteligencia de los Estados Unidos cuyos registros desde 1991 sobre las “supuestas” actuaciones del Presidente Uribe frente al capo Escobar Gaviria y su organización concuerdan con los cargos que le hace la ex diva en su obra “Amando a Pablo, Odiando a Escobar”, sea esta o no una “novela rosa”, como la llamaron el doctor Gómez Méndez y el periodista de farándula Poncho Rentería.

    ResponderEliminar