lunes, marzo 17, 2008

Uribe ‘unplugged’

Me pareció muy interesante el proyecto liderado por Juanes y –por qué no decirlo– Julio Sánchez Cristo, gracias al cual varios artistas de talla internacional, liderados por Miguel Bosé y Alejandro Sanz, se reunieron a cantar por la paz en el puente Simón Bolívar, en los límites entre Colombia y Venezuela.

El concierto gratuito Paz sin fronteras, en el cual participaron también Carlos Vives, quien además fue el animador del show; Juan Fernando Velasco, cantante ecuatoriano; Juan Luis Guerra y Ricardo Montaner, fue una oportunidad única para muchos de los asistentes, que nunca tendrían con qué pagar una boleta para ver en vivo y en directo un espectáculo de esas características.

Tal vez ló único que la gente extrañó en esta jornada de fraternidad fue la presentación de Shakira, quien apenas el viernes confirmó que no iba a asistir, y dejó a más de uno con las ganas de verla y oirla.

Pero más allá de lo meramente artístico, resultó un acierto la desinvitación de la cual fue objeto el presidente Álvaro Uribe, quien no asistió al concierto “debido a petición del manager de Juanes, Fernán Martínez”, según se lee en un comunicado de la Presidencia.

De acuerdo con El Tiempo, “Fernán Martínez aseguró que sólo se trataba de mantener la neutralidad del evento”, y que "si él venía y no lo hacían los presidentes de Venezuela y Ecuador, el concierto se habría desbalanceado y hubiera tenido un tinte político. Uribe se habría vuelto la vedette”.

La verdad es que la decisión de Fernán fue muy inteligente, puesto que, como dice en el comunicado mencionado, Uribe no pensaba ir solito, sino que “había considerado asistir [...] en compañía del Vicepresidente, Francisco Santos Calderón, los Altos Mandos y varios integrantes del Gabinete”.

¿Y qué diablos iban a hacer allá todos esos funcionarios del Gobierno? ¡Pues nada...! Digo, nada distinto de mojar pantalla...

Claro que, como no hay mal que por bien no venga, los frustrados invitados presidenciales deberían agradecer dos cosas de su fallido paseo: una, que no se tuvieron que mamar (ni ellos ni los demás asistentes al concierto) otro consejo comunal; y otra, que desde la casa y por televisión se veía mucho mejor y más cómodamente el espectáculo. Con el calor que hacía, qué delicia no haber estado allá.

Yo por lo menos, si fuera integrante de la comitiva presidencial, estaría inmensamente agradecido con Fernán Martínez...

3 comentarios:

  1. ¿osea que si uno es presidente de colombia... no tiene derechos?¿por ejemplo de ir a un concierto gratuito?¿y la comitiva tampoco?... ve esa si no la sabia... UNO ES PRESIDENTE PARA PERDER EL DERECHO A LA LIBRE CIRCULACION Y ASOCIACION... y expresion tambien... el presidente de colombia no puede dar su respaldo a una iniciativa artistica y civil... la paz de la nacion y latinoamerica... "Es que uribe es muy malo" eh ave maria pues!... mejor me voy para miami y me compro un iphone... qe socialista soy!

    ResponderEliminar
  2. SALUDOS VLADO.
    BUENO Y POR QUE RAZON LOS PRESIDENTES CORREA Y CHAVEZ NO FUERON... ¿NO QUEREN LA PAZ?. :/

    ResponderEliminar
  3. Me parece una maravilla que Uribe y su comitiva no hayan asistido al concierto.
    No se trata de que no pueda, es que no cabía, porque fue un evento organizado por artistas y con la particìpación de ciudadanos de Colombia y Venezuela para reiterarle al mundo que el hecho de que tengamos esas joyitas por gobernantes, no afectará la relación que tenemos como Naciones Hermanas.

    ResponderEliminar