jueves, octubre 15, 2009

Respuesta de Claudia López a El Tiempo


Octubre 15 de 2009

Apreciado Roberto,

Con enorme sorpresa me notifiqué por el periódico de tu decisión de despedirme por las opiniones expresadas en mi columna “Reflexiones sobre un escándalo”.

Tener conflicto de interés no constituye un delito ni una falta a la ética o a la honra. Es un hecho derivado de circunstancias en las cuales surgen intereses contrapuestos, aunque legítimos.

En el caso de El Tiempo es un hecho derivado de la transformación y mixtura de vocaciones de los socios del periódico. Lo importante es no desconocer la existencia del conflicto y tener reglas adecuadas y transparentes para resolverlo.

Señalé en mi columna un caso específico, aunque no aislado, que quedó sin respuesta por parte del periódico:
1. ¿Con qué criterio periodístico escoge El Tiempo consultar a sus lectores si Andrés Felipe Arias debería renunciar a su candidatura presidencial por el escándalo de Agro Ingreso Seguro, y no pregunta si Juan Manuel Santos debería renunciar a la suya por los falsos positivos?

2. ¿Qué fuente les confirmó que Juan Manuel Santos es el candidato presidencial del partido de la U?

3. ¿Qué fuentes y argumentos los llevaron a declarar como único “ganador neto” del escándalo Agro Ingreso Seguro a Juan Manuel Santos?
Ten la certeza que no soy la única lectora de El Tiempo que tiene preocupaciones fundadas sobre el manejo de los conflictos de interés del periódico. No manifesté esa preocupación por suspicacia exagerada ni por mala intención, sino por genuino aprecio y porque nunca dudé que ese debate también podía darse en las páginas del periódico.

Lo hice en el mismo tono y estilo que han caracterizado todas mis columnas, con el convencimiento de que la que se refería a mi casa editorial no tenía por qué ser la excepción.

Contribuir a conservar el periodismo profesional, riguroso, equilibrado y preciso de El Tiempo fue mi intención con esa columna, y sigue siendo mi decisión, también firme e irrevocable.

Te reitero toda mi gratitud y aprecio.

Fuerte abrazo,

Claudia López

Ex columnista de El Tiempo

7 comentarios:

  1. WOW!
    Y el tiempo ha dicho algo? o tambien opto por borrar contenido?
    Que buena respuesta "firme e irrevocable".

    ResponderEliminar
  2. Le sobra claridad a Claudia López. Sus argumentos y tono le da una clase de libertad y controversia a El Tiempo.

    El Tiempo ha perdido una pluma que le daba valor a esa publicación y a la democracia colombiana (o a lo que queda de ella).

    ResponderEliminar
  3. Clara , pertinente, a lugar, y además con la inspiración del que tiene la razón

    Ese periodicucho se la pierde...

    Yo por mi parte no compraré más el TIEMPO DE LA CENSURA.

    ResponderEliminar
  4. Se vive en carne propia es totalmente cierto.
    La forma ramplona en que despidieron a Claudia López y después la cínica carta del Editorial donde "justificaban" el despido, y se autoproclamaban como los "defensores de la verdad y del periodismo libre" me recordó el patrón de comportamiento gobiernista de nuestro idolatrado presidente. Primero se ofende ante la crítica, segundo descalifica, tercero ataca, estigmatiza, y por último se victimiza.
    El Tiempo no puede negar el conflicto de intereses y que uno de ellos, -el interés político- si que está afectando su labor periodística, faltando a la verdad con información acomodada y amañada para favorecer dichos intereses -o por lo menos no afectarlos-
    Y algunas preguntas que quedan de la escueta y plástica respuesta es: Si… “es el deber de sus columnistas de abstenerse de hacer acusaciones o descalificaciones sin fundamento” Por qué no ha salido del diario José Obdulio Gaviria que desde sus columnas hace acusaciones y señalamientos peligrosos, temerarios y la mayoría de ellos sin ningún fundamento? ¿O es que solo se pueden hacer acusaciones “sin fundamento” a opositores del gobierno y a otras personas, menos al diario? ¿Ley del embudo? ¿Miedo a la crítica? Y la percepción que la gente tiene sobre la desinformación de El Tiempo ¿será pura “idiosincrasia nacional”? –argumento que esgrimen para deslegitimar las críticas y cuestionamientos de Claudia- cuando se ha demostrado que las suspicacias se han quedado cortas ante los escándalos de este gobierno y sus aliados.
    Aún las preguntas de Claudia quedan sin respuesta y queda demostrado que El Tiempo saco las garras y mostró lo bajo que puede llegar a caer. Una actitud que más que sorprender reafirma el pensamiento generalizado que ya se tenía de este medio.

    ResponderEliminar
  5. Ese tipo de columnistas eran los unicos por los cuales yo leía ese pasquín pro uribe.Ahora no lo compraré ni para ponerselo a mis pajaritos como inodoro

    ResponderEliminar
  6. mmm fuerte, en alguna parte esta publicada aun la columna??, quisiera leerla

    ResponderEliminar
  7. En la actulidad tengo 72 años. ME DECLARO FANATICO Nº 1 DE CALLE 13

    ResponderEliminar