jueves, mayo 27, 2010

El ciudadano Mockus


A lo largo de su vida pública, Antanas Mockus ha hecho gala de una transparencia, honestidad y coherencia que Bogotá y Colombia le han aplaudido sin vacilaciones; tal vez porque tradicionalmente en nuestro medio los políticos no se han distinguido por esas características.

Otras grandes cualidades del profe han sido su autenticidad y su sencillez. En un país como éste hemos estado acostumbrados a ver a montones de políticos y funcionarios de medio pelo a los que les fascina contratar choferes, guardaespaldas y asistentes, con los que se mueven en costosos vehículos, comen en restaurantes caros y viven en palacetes; y todo para darse aires de importancia por cuenta del erario, de nuestros impuestos.

En contraste, el ciudadano Mockus es un hombre en cuyo diccionario la palabra ostentación no existe. Después de haber ocupado en dos ocasiones la Alcaldía de Bogotá, que es el segundo cargo más importante del país, y de haber sido rector de la Universidad Nacional, el candidato todavía vive en Quinta Paredes –un tradicional barrio de clase media– con su mujer, dos hijas, dos perros y un loro, en una casa donde él mismo les abre la puerta a los visitantes.
A Mockus no le toca esforzarse para ser humilde ni tiene que disfrazarse de ciudadano de a pie, porque lo es genuinamente. A él los bienes materiales lo tienen sin cuidado y prefiere un buen libro a un buen carro. O a cualquier carro.

El interés que muchos le dedican en la vida a las apariencias Mockus se lo ha entregado a su propia formación, a la Academia, a la educación, a la cultura ciudadana, de la cual ha hecho su bandera y con la que empezó hace más de una década la transformación cívica de Bogotá.

No contento con eso, en un país brutalmente azotado por la violencia y la corrupción Mockus se ha propuesto rescatar el respeto por la vida y ha emprendido una defensa feroz de los recursos públicos.

Mockus ha obtenido importantes logros, que no sólo se han reflejado en estadísticas muy favorables, sino en algo más importante aún: en un cambio de mentalidad de sus conciudadanos. La gran metamorfosis de la capital colombiana empezó cuando, a punta de pedagogía mockusiana, sus habitantes empezaron a entender que ellos mismos podían empezar a mejorarla, respetando las normas, practicando el juego limpio. Mockus es un estricto cumplidor de la ley, no sólo como ciudadano, sino también como gobernante.

El éxito de Antanas en Bogotá ha tenido una repercusión que trasciende nuestras fronteras, y así lo ratifica un grupo de intelectuales de varios países, encabezados por el filósofo alemán Jurgen Habermas, en una carta de apoyo que acaban de suscribir respaldando su candidatura. En consecuencia tengo la certeza de que, como presidente, Mockus puede liderar ese cambio de actitud que los colombianos necesitamos para que nuestros hijos tengan un mejor país. Por eso, mi voto es verde.
---

13 comentarios:

  1. Vladdo, la opción Mockus es buena pero se pega unas patinadas. 2.200 muertos en falsos positivos por acciones habilitadas por una circular de un ex-mindefensa no pueden pasar impunes para el presidente Uribe ni para Juan Manuael Santos. El profe considera aquello, de manera frívola y ligera, como faltas a la ética. Esa circular no fue un inocente grafiti que aquellos no conocieron ni en el papel ni en sus resultados. Es bueno que aprenda Mockus a sacarle el cuerpo a algunas respuestas que solo habrán de darlas la justicia nacional y la internacional; que haga lo de los políticos amañados: pasar de agache sin comprometerse. Aún así, sigo pensando en ese voto como favorable.

    ResponderEliminar
  2. Vladdo, estoy totalmente de acuerdo con lo que usted describe en su artículo, solo discrepo en algo y es que considero que esas capacidades no harán que cambie esto. Un hombre no gobierna un País, y creo que todo segurirá igual o peor, porque no trabajará solo, detrás tiene políticos iguales o peores a los que usted hace referencia.

    Yo espero que la gente recapacite su voto, con las últimas desacertadas intervenciones del candidato verde, que dejan ver demasiada inseguridad, hay que dejar atrás ese utopismo político y el voto de puro corazón, porque hay mejores candidatos.

    Un abrazo para todos.

    ResponderEliminar
  3. Siempre es bueno que se recuerde la experiencia que vivimos los bogotanos gracias a Mockus. Si ésta se llegase a replicar a nivel nacional, sin duda alguna Colombia sería un mejor país.
    Me parece muy acertado el centrar la columna en la visión de país que representa Mockus, ya que es este nivel de "propuestas" el que hace la diferencia.
    A decir verdad, cosas más puntuales como x cantidad de empleos, la creación de tal ministerio o pasar el iva a x porcentaje siempre me han generado desconfianza. Vea usted lo que pasó con el metro de Bogotá...

    ResponderEliminar
  4. Disculpe, Vladdo pero nunca lo habia leido tan convencido de algo o de alguien y yo que no estoy tan convencida, confio en su buen juicio como en el de mi sobrino quien es el mayor impulsor de la campana verde en su universidad y quien cada dia me envia tanta informacion, pero tanta que me conmueve. Tan es asi que me ha hecho sentir muy orgullosa de que alguien tan joven, y de mi familia, crea tanto en los ideales y la transparencia de esa buena persona que es Mockus. Eso ha despertado las esperanzas en mi de que Colombia puede ser un mejor pais. Y por supuesto votare verde, es que es algo contagioso jajaja....

    ResponderEliminar
  5. El detalle es que la gente en Colombia tiene demasiado miedo. Miedo alimentado con noticias de macabros asesinatos a razón de 3 por día. Miedo de perder el subsidio a la pobreza extrema, miedo a ser espiado, miedo a ser informado, miedo a ser despedido, miedo a ser víctima del DAS o de los rastrojos o del ejercito o de quien sabe quien. Hasta miedo de ser diferente a la mayoría.

    Y esos son todos los argumentos uribistas "teman, susto, terror, amenaza, atentado, segurida"

    Mockus es, en mi concepto, solo un poco diferente y por eso la mayoria le tiene miedo.

    Y el miedo devora el alma...

    ResponderEliminar
  6. Casi que con ansiedad espero las siete de la noche del próximo domingo para alborozarme con tantos otros porque al fin Colombia ha despertado del sopor que nos ha mantenido impotentes frente a las procacidades de los que han ejercido el poder sobre todo en los últimos años. Qué así sea Señor. http://urrao.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Gracias VLADDO por el mensaje,,,vamos a ganarle a la corrupcion, con dignidad, decencia y respeto si se puede MI PROFESOR MI PRESIDENTE,,,,

    ResponderEliminar
  8. No puede ser que Uribe siga interviniendo en Política a favor de su gallina de los huevos podridos. Miren la denuncia tan grave aquí: http://huribebeles.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  9. Vlado, leete estos cuentos!
    http://desdelafinca.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  10. ... Y como necesitamos un cambio para bien en este país, la mejor opción para mañana es elegir a Antanas Mockus como presidente.

    ResponderEliminar
  11. De los mejores articulos q he leido. Sr Vladdo gracias por su apoyo, gracias por creer y animarnos a seguir creyendo; el profe no nos va a defraudar, pero el compromiso es de todos. un abrazo a todos, y recuerden la union hace la fuerza...VOTEMOS VERDE!

    ResponderEliminar
  12. Mockus, la opción más sensata sería RENUNCIAR.

    Aquí algunas razones: http://www.facebook.com/notes/santiago-jimenez-zuniga/mockus-lo-mas-sensato-seria-renunciar/393690996615

    ResponderEliminar
  13. Excelente trabajo.
    Recomiendo visitar este nuevo blog:
    http://www.frasesinmarcesiblesdecolombianos.blogspot.com/

    ResponderEliminar