miércoles, enero 05, 2011

Carta a una perra


Después de casi un año de compartir mi vida contigo (nos conocimos justo después del Hay Festival del año pasado) tengo que decirte que mi existencia ha dado un giro radical en este tiempo. Contigo, querida Lina, he aprendido mucho acerca de la tolerancia y la paciencia, de la entrega y la disciplina, del desprendimiento y la lealtad, de la ternura y la nobleza, del poco valor de las cosas materiales y de lo impagable que es una buena compañía; sin articular una sola palabra, me has dado hermosas lecciones.

Lo más probable es que no leas esta carta, pero me sentí en la obligación de escribirla porque cada año, por esta época, se me alborota un sentimiento de solidaridad con muchos seres que, siendo casi de nuestra misma especie, no corren con la gran suerte que tuvimos tú y yo desde cuando nuestras vidas se cruzaron.

A tu tierna edad no tienes por qué saber que por estos días se celebran en diversas ciudades del país unos mal llamados festejos, en los cuales la diversión principal consiste en humillar, torturar y finalmente matar media docena de toros, en medio de los aplausos y la euforia de una multitud irracional.

Quienes insisten en llamar ‘arte’ a ese espectáculo grotesco y deprimente dicen que los demás no entendemos y que el toro de lidia se siente orgulloso de morir en franca lid en una plaza, en vez de caer sacrificado en un matadero. Mentira. Es probable que yo no entienda algún cuadro abstracto de Miró o no sepa interpretar una pintura de Pollock, pero para mí es perfectamente clara la crueldad con que los picadores puyan a los toros en el lomo hasta hacer sangrar su piel desgarrada. O la clavada infame de media docena de banderillas en el dorso del indefenso animal. Si a ti, mi fiel compañera, te molesta que yo a veces te reprenda con un periódico, imagínate lo que puede sentir un toro agredido de tal manera.


Y el final de la función no es tampoco el más amable. Después de que el pobre animal ha sido vapuleado al son de aclamaciones, gritos y fanfarria, ese mismo hombre que lo ha humillado durante media hora atraviesa su cuerpo con una espada de acero, ante un público que entra en éxtasis mientras el toro cae moribundo en un charco de sangre. La adrenalina del horror.

Dicen que el desarrollo de una sociedad se mide por el trato que les da a sus miembros más vulnerables. Y si en un país como el nuestro la brutalidad que se inflige a estos animales regocija a tantos y es indiferente para muchos otros, el diagnóstico no es muy alentador.

Perdóname, querida Lina, por interrumpir tus juegos con estas reflexiones tan brutales, no pretendo empañar tu inagotable alegría canina; pero debes saber que al verte a ti, muchos toros quisieran llevar una vida de perros.

12 comentarios:

  1. Me gustó mucho esta entrada; estoy totalmente de acuerdo con la reflexión acerca de la tortura impuesta a los toros en muchas plazas.
    La primera parte de la carta se parece a uno de los pasajes de "Platero y yo", el cual es también recomendable para la lectura aunque sea un "libro de niños"

    ResponderEliminar
  2. Vladdo, totalmente de acuerdo, aunque algunos toritos, hasta y la pasan mejor que algunos perros.. hay que ver cuántos son callejeros! por fortuna tu Cocker tiene un hogar... yo tuve un cocker y quizá es el ser que más he amado en mi vida! que bueno por Lina y que mal por los que aman el "arte" de asesinar a seres perfectos como lo son los animales "no-racionales" ya que los "racionales" se creen con derechos sobre todo lo que no sea Homo sapiens... aún me pregunto si sapiens si era el mejor nombre para nuestra especie. Que ridiculez!

    ResponderEliminar
  3. Me encantó su entrada señor Vladdo! Yo también veo obviamente como se ataca cruelmente a los pobres toros que nunca han pedido morir en manos de esos personajes con poco cerebro y que gozan haciendo daño a otros seres. Estos llamados toreros no tienen respeto alguno por la vida, y me parece el colmo ( aunque es obvio) que a la mayoría de senadores, congresistas y presidentes les fascina ver como hacen una "fiesta" con el dolor de otros...Definitivamente este país ( Y debo decir el mundo) está cada vez más patas arriba...¡Deberíamos hacer corridas de políticos!

    ResponderEliminar
  4. Incomparable, la manera en como describes la forma tan cruel al que a muchos le llaman "arte", parecemos un pais retrogrado en el cual aun no entienden este acto de barbarie.Ojala algún día estos pobres animales no los utilicen mas para estos actos, eso sin mencionar otros actos cometidos a otras especies.

    ResponderEliminar
  5. Qué opina del asunto señor Vladimir.

    http://atrabilioso.blogspot.com/2011/01/el-coronell-si-tiene-quien-le-escriba.html

    ResponderEliminar
  6. Aunque en momentos distintos, comparto algo que escribí sobre la experiencia con mi perro: un pit bull

    http://lalocadelacasa1.blogspot.com/2009/06/carajo.html

    ResponderEliminar
  7. Así vemos que los animales se suicidan masivamente porque ya no quieren vivir con nosotros.

    ResponderEliminar
  8. Hace unos años asistí a una corrida de beneficencia que tenía como figura principal al entonces mejor torero del mundo Cesar Rincón, tuve dos sensaciones contrarias: una al ver como ese pequeño hombre manejaba el capote y el toro respondía, rápido o lento según lo indicaba Rincón, parecía una danza que por supuesto se volvió macabra cuando picaron, chuzaron y estocaron el animal hasta matarlo, lo que pudo ser artístico resultó asquerosamente salvaje.

    ResponderEliminar
  9. Señor Vladimir Flórez y lectores de los comentarios: después de escudriñar en los posibles apoyos para nuestra revista, pensamos que usted puede ser un gran apoyo para nuestra revista.

    Somos una revista naciente de literatura comprometida, pero no contamos con apoyo suficiente como para lograr una permanencia estable, y el unico apoyo que necesitamos son nuestros lectores, pues no hay mas satisfaccion para un medio que ser leido; Sabemos por que hace falta un medio comprometido con la critica literaria, pero es entendible que para esto faltan oportunidades, señor Vladimir Floréz, le escribimos por que talvez contemos con su apoyo, vera nuestro grupo es apasionado por el periodismo y la litweratura, y no necesitamos dinero, sino apoyo publicitario para ser leidos, bastaria con promocion por twitter , o que nos de una entrevista por la web, si no es mucho pedir.
    http://twitter.com/#!/Kriticaliterari

    Señor Vladimir Flórez tal vez nunca lea esto pero si lo lee porfavor apoyenos, que lo que falta es apoyo.
    Talvez esto la convenza

    http://revistakriticaliteraria.comli.com/1_17_Porqu-nacimos.html

    Gracias
    Alguien que espera ser leido

    ResponderEliminar
  10. Diria lo mismo aunque sufran menos, sobre los caballos de paso.

    Los amantes de la tauromaquia, nos ayudan a demostrar que la imbecilidad humana no tiene limites.

    ResponderEliminar
  11. Otros disparaban al aire... de los pulmones, Qué país este.

    ResponderEliminar
  12. Hermoso escrito!
    En realidad los animales no humanos son maravillosos y su compañía es un grato rayo de esperanza

    “La vida es vida – sea un gato, perro o un humano. No hay diferencia entre un gato y un humano. La idea de la diferencia es una idea humana para provecho del hombre.”
    Sri Aurobindo

    ResponderEliminar