domingo, octubre 30, 2011

Petro, un voto por la reconciliación

El periódico El Espectador me solicitó que explicara en 500 palabras por qué voy a votar por Gustacvo Petro. Este es el resultado de esa reflexión, que aparece publicado en la edición de este domingo, 30 de octubre de 2011. 
En un país azotado por los violentos, donde supuestamente se aboga por una salida pacífica al conflicto, con desmovilización de los combatientes y entrega de las armas como condiciones para la reconciliación, nos encontramos con que alguien como Gustavo Petro es una amenaza pública; precisamente porque fue guerrillero. Por lo tanto hay que condenarlo al ostracismo y al silencio y, si es posible, a la miseria, porque alguien como ‘ese’ no tiene derecho a vivir digna ni cómodamente, sino como un reinsertado, manejando —si acaso— un taxi subsidiado, pa’ que no joda la vida.

Si hace 20 años Álvaro Gómez hizo las paces con el M-19, ¿por qué otros insisten hoy en estigmatizar a los exintegrantes de ese grupo, en un gesto mezquino que nada aporta a la cohesión de nuestra sociedad? Esa discriminación es el mayor escollo al que se tienen que enfrentar dirigentes como Petro y otros antiguos insurgentes que le han apostado a la paz.

Petro está lejos de ser un candidato perfecto —¿alguno lo es?—, pero tuvo coraje para desligarse de los actores armados y ha mostrado vehemencia para defender sus convicciones, entereza para denunciar a los corruptos, inteligencia para evadir discusiones estériles y seriedad para trabajar sin sectarismo junto a dirigentes de otros lados del espectro político, actitud desconcertante para algunos seguidores y que sus excopartidarios más radicales han aprovechado para tildarlo de traidor. Cada vez es más evidente que la política no se puede hacer a punta de dogmas y así lo entiende el candidato de Progresistas.

Petro reconoce discrepancias con el procurador, sobre todo en políticas de género, derechos de la población LGBT y aborto. Pero aclara que confió en Alejandro Ordóñez cuando éste le aseguró que iba a apoyar a la Corte Suprema de Justicia y a la Fiscalía en los procesos de parapolítica y corrupción, y que las decisiones del jefe del Ministerio Público en casos como AIS, así lo han corroborado.

Afirma que no tolerará el menor amago de corrupción y que trabajará con la Policía Nacional y las demás autoridades para que la seguridad se fortalezca a favor del ciudadano y no del Estado, como ocurría con la seguridad democrática. Tiene una ambiciosa política incluyente, para erradicar la segregación por razones de raza, género, discapacidad, edad, etcétera.

Es evidente que Petro carece de experiencia administrativa, pero en el manejo de una ciudad lo clave es el liderazgo, y Petro lo tiene de sobra. ¿Qué ganó Colombia en dos gobiernos en los cuales el gran administrador que había, manejaba el país como una finca?

En resumen, voto por Petro porque creo que su triunfo no sólo contribuye al progreso de Bogotá, sino que es un aporte muy significativo a esa reconciliación real que tanta falta le hace a nuestra sociedad.

8 comentarios:

  1. Precisamente usted toca un punto clave y es la experiencia administrativa, porque a Petro yo lo veo más como un legislador que equilibraba la balanza política y que tuvo el coraje de denunciar las porquerías del gobierno anterior. Pero eso no garantiza que vaya a sacar a Bogotá adelante.

    ResponderEliminar
  2. No menciona nada en concreto sobre las necesidades y problemas de la Ciudad, será un pésimo alcalde si lo eligen

    ResponderEliminar
  3. Coincido con usted en sus afirmaciones, Petro tiene lo necesario para saber dirigir esta ciudad de la mejor manera

    ResponderEliminar
  4. Creo que la igualdad es importante y que Petro ha hecho una labor importante en ese aspecto. Pero no comparto que el sea el candidato para mejorar la situación de Bogotá. Mockus demostró que sabe como hablarle a la población bogotana para un cambio de comportamiento importante y Gina esta muy bien preparada y rodeada que le han permitido desarrollar propuestas serias para el mejoramento de la calidad de vida de los bogotanos.

    ResponderEliminar
  5. De acuerdo. Aca en este pais qeremos la paz y desmovilizacion de los grupos armados pero a costa de la estigmatizacion. Si no damos oportunidades y espacios para una verdadera reconciliacion tendremos conflicto por siempre.

    ResponderEliminar
  6. De hecho, a nadie, absolutamente a nadie se le puede negar la oportunidad de reivindicación en el entendido de la posibilidad para demostrar, en el caso específico, el cambio y el cumplimiento cabal de sus propuestas. Bajo esa premisa, la razón le asiste, pero el escepticismo que opera en el rechazo surge justamente por la costumbre de los políticos -parodiando aquella famosa melodía colombiana- respecto a "construir puentes donde no hay ríos.", es decir, falacias para ganar sufragios. En últimas, el tiempo como inexorable juez, hará que conste en la historia si Gustavo Petro fue transparente o sencillamente se aprovechó de su oratoria.

    ResponderEliminar
  7. Esto lo leí tarde, ya había votado por Petro. Muchos puntos de coincidencia y es necesario que el establecimiento se toque porque esto no puede seguir así. No supero aún el voto por el Procurador. Cordial saludo.

    ResponderEliminar