miércoles, enero 31, 2007

Y este pobre viejecito...


...no tenía que vestir | El señor de la imagen –publicada por la televisión turca– es ni más ni menos que Paul Wolfowitz, nombre que no le dice casi a nada a un lector desprevenido, pese a ser uno de los mejores amigos de Bush y uno de los principales promotores de la invasión a Irak. Pero cuando uno se entera de que es el presidente del Banco Mundial, la cosa cambia, pues es inexplicable que un tipo que se gana $391,440 dólares anuales no tenga para comprarse un par de medias, o aunque sea un cortaúñas... Ni que fuera el presidente del Banco de los Pobres...

1 comentario:

  1. La cosa es sencilla y hasta alegórica, señor Vladdo, se puede nadar en dinero y desbordar prosperidad material, pero quienes se dedican a eso de esparcir y profundizar la miseria de las mayorías en aras del crecimiento de los capitales llevan consigo la miseria humana, a veces evidente en pobrezas personales susceptibles de ser vistas como metáfora.

    ResponderEliminar