miércoles, abril 30, 2008

Los furibistas

Por considerar que recobra vigencia, resolví desempolvar esta nota, escrita en mayo de 2004, cuando nació el término ‘furibista’.
En los últimos meses, en medio de la desintegración de los partidos y de la pérdida de identidad política de los colombianos en general, se ha venido consolidando en el país un movimiento doctrinario, que cada día toma más fuerza. No se congregan bajo una bandera, ni siquiera los cobija una misma ideología ni creencia. No se uniforman, ni están carnetizados. No están agrupados en comités o federaciones. Mucho menos en sindicatos. Se los encuentra uno en los taxis y en las calles; en los restaurantes y en los cocteles; en las oficinas y en los supermercados; en las porterías o en los salones de los clubes. Los hay jóvenes y ancianos, hombres y mujeres.

Se trata de los furibistas —furibundos uribistas—, cuyos más ilustres exponentes se encuentran en el Congreso, en misiones diplomáticas o en cargos del gobierno, y para quienes el 7 de agosto de 2002 fue el primer día de la creación, pues hasta entonces todo era oscuridad. Ellos juran que Álvaro Uribe es el enviado del cielo para sacar a sus compatriotas del desierto de la pobreza y quien después de abrirnos paso en medio del mar de la violencia, ha de llevarnos a la tierra prometida; pero eso sí, tras varias reelecciones. Él mismo lo insinuaba hace dos años, cuando decía: “La patria necesita varios períodos de autoridad para frenar la acción de los violentos”.

Para los furibistas, después del actual inquilino de Palacio, sólo queda la nada. Uribe es lo más parecido a la perfección. Un líder cuyas contradicciones son mérito y sus defectos, virtud. Un dirigente cuyo carácter es convicción y cuya terquedad es sabiduría. Un gran estadista al que le incomoda la constitución que él mismo juró defender.

Según los furibistas, al presidente sólo se le puede admirar. Nunca se le debe mencionar para contradecirlo, ni criticarlo, so pena de ser clasificado como como bárbaro o mercenario, terrorista o apátrida. Los que no comparten sus tesis son corruptos; los que no aplauden sus mensajes, traidores; los que no respaldan sus decretos son unos idiotas útiles; y los que no apoyan su reelección, unos brutos. A las tradicionales maniobras politiqueras los furibistas las llaman acuerdos programáticos y al clientelismo le dicen patriotismo. Detestan las negociaciones de paz con unos, pero la consideran indispensable con otros; como si hubiera terroristas buenos y terroristas malos. Para ellos sólo existen el blanco y el negro. El gris con sus matices es un lujo que no se pueden permitir, y clasifican al resto de los mortales entre amigos incondicionales y enemigos de puño cerrado, con la anuencia del propio gobierno —el mismo gobierno del pregonado ‘corazón grande’—.

En las actuales circunstancias parece ofensivo disentir, es casi criminal criticar, es condenable objetar. Como si salirse del consenso de las encuestas fuera pecado. No deja de ser preocupante que hoy los furibistas quieran dividir más al país, como si el rompecabezas de nuestra sociedad no tuviera ya suficientes piezas sin armar.

10 comentarios:

  1. Además, estoy por pensar que la mayoría de furibistas está en el desempleo hace tiempo, o son pensionados, porque, ¿de dónde sacan tanto tiempo para llamar a la W todos los días a decir que, si a alguien no le gusta Uribe, bien puede irse a vivir a Venezuela?

    Hay temas que los desestabilizan, como Piedad Córdoba, contra la cual no alcanzan las imprecaciones (con holguín sardi a la cabeza, alabando el uso que de la libertad de expresión saben hacer los colombianos). Si hasta se alcanzaron a emputar con Juanes porque, al menos por una vez, no se dejó manosear del señor que quería asistir como cualquier ciudadano al concierto en la frontera.

    ResponderEliminar
  2. ¿Vieron la entrevista de ayer a Alvaro Uribe por Alvaro García en el programa Primera Línea de RCN?

    Lamentable. Ni una sola contrapregunta, Era claro que a García lo llamaron de Presidencia a que leyera un listado de preguntas.

    ¿No hubiera sido mejor que saliera Uribe a dar un discurso?

    Así no hubiera quedado Uribe como un manipulador y García como un idiota útil. Que desprestigio para el periodismo.

    María T Giraldo

    ResponderEliminar
  3. Un forista del blog de Felipe Zuleta nos informó sobre esta columna...La gente está loquísima...imagínate que le mandé a todos los contactos de mi mail el comentario de Felipe sobre la persuasión que usa el gobierno, junto con la foto de los restos del asesor de Piedad Córdoba, y entre los contactos estaban los de mi familia, pues una tía mía llamó a mi papá llorando para decirle que yo la había ofendido en lo más profundo y que le había dañado el día, que a ella nadie le iba a lavar el cerebro en contra de su presidente...claro, la pobre a duras penas ve RCN y lee El Tiempo...ahhh, y el esposo es del OPUS....me muero de las ganas por mandarle tu columna, pero ahí sí sería la hecatombe familiar...un abrazo, me encantan tus caricaturas y lo que escribes...también me parece que estás bueno...

    ResponderEliminar
  4. ...¿sera que la zona gris era MUY "buena"... yo recuerdo que el pais casi se desintegro en los desgobiernos de gaviria, samper... y en esa carrera de secuestros y tomas a poblaciones campesinas y asesinatos en el desgobierno de pastrana... esos tiempos no eran grises... eran oscuros... bien negros... uribe no es el bien... tampoco es el mal... es un tipo ahi... que pronto se ira de aqui... y ¿quienes quedaran peleando por el poder? :(

    ResponderEliminar
  5. Hoy ya se convitieron en führibistas

    ResponderEliminar
  6. Vlado. Adelante. Con personas como Usted tenemos alguna esperanza. Esto se lo tomo la mafia.

    ResponderEliminar
  7. Que presidente ha servido pa algo? Ah! Cual?? Parecen el "Dr" Velez comentando un partido de futbol, nada le sirve y queda la impresion de que el haria todo mejor. Dejen gobernar, pueden decir lo que sea menos que el pais va de culo...de culo siempre ha estado.

    ResponderEliminar
  8. La definición y la manera como abordo el sujeto, por más que suenen comicos, son muy certeros. Excelente artículo.
    Si la tierra prometida, agregaría yo, en este caso es Melgar o en grosso, la finca. Entonces, ¿los que no tienen finca, son otra raza de la misma especie, pero más bestias?
    No se si valiera la pena seguir derecho y analizar el Furibismo como ideologia o credo. 1er Mandamiento FUribista: No cuestionaras la siempre buena intención de los gringos...

    ResponderEliminar
  9. Cada vez a los Furibistas les duele aceptar sus principios hechos de papel y palabras mojadas. Terminan pagando escondedero como José Obdulio G. y sus otros 12 discípulos.

    ResponderEliminar
  10. Tranquilo Vladdo que ya están en proceso de extinción una especie que no evolucionara.

    ResponderEliminar