martes, abril 29, 2008

Qué vergüenza, Señor Presidente

Qué vergüenza, doctor Álvaro Uribe, ver lo que usted, sus amigos y sus aliados políticos están tratando de hacer para obstruir la justicia. Es inconcebible que en un país con una reconocida tradición civilista y de apego al estado de derecho, sea el propio presidente de la República el que convoque arteros encuentros para buscar formas de socavar la acción de las instituciones legítimamente constituidas para hacer cumplir la ley; para hacer respetar esa Cosntitución que en dos ocasiones usted ha jurado defender, pero que trata de acomodar a sus intereses cada vez que le conviene.

Los procedimientos a los que están acudiendo resultan aún más perversos si se tiene en cuenta que ustedes tratan de presentarlos como ajustados al derecho, valiéndose de interpretaciones acomodaticias que en realidad son artimañas para saltarse los controles institucionales e invadir la esfera de acción de las otras ramas del poder.

Más allá de la mera cuestión política, este, Señor Presidente, es uno de los más dolorosos episodios criminales que ha vivido el país. No olvide que los paramilitares que se han aliado con tantos de sus socios en la política han secuestrado y desaparecido a cientos de colombianos; han acabado con la vida de miles de compatriotas inocentes y han desplazado a millones de campesinos, cuyo único ‘crimen’ era estar en el lugar equivocado en el momento equivocado. Y muchos de esos personajes políticos a los que usted quiere ayudarles a evitar que reciban el peso de la ley se aliaron sin pudor con esos criminales para obtener beneficios políticos, respresentados no sólo en recursos para sus campañas, sino también en votos espurios, depositados bajo coacción, sobornos o amenazas.

Lo más grave, Doctor Uribe, es que conociendo el origen oscuro de los votos de esos congresistas cuestionados usted los avaló y se valió de su trabajo para sacar adelante los ‘proyecticos’ del Ejecutivo, en lugar de tomar distancia de ellos y de sus actividades. Y ahora, cuando finalmente a dichos legisladores les ha llegado la hora de enfrentar a los jueces, en vez de apoyar la tarea de los tribunales y las Cortes, usted trata de socavar su credibilidad, desconociendo la separación de poderes y desestimando la majestad de la justicia.

Señor Presidente, usted, que tiene tan buena memoria, debe recordar que quien ostenta una investidura tan alta como la suya representa la unidad de la Nación; sin embargo, sus más recientes actitudes van en contravía de ese designio constitucional, pues a punta de torpedos contra la rama judicial lo único que consigue es fracturar la ya de por sí frágil institucionalidad de este país. Y todo por tratar de defender a los integrantes de la coalición del gobierno llamados a responder por sus vínculos con los grupos paramilitares.

Doctor Uribe, usted no debería embriagarse de triunfalismo por los altos índices de popularidad en las encuestas, ni dejarse aturdir por los aplausos de quienes aplauden sus arrebatos autoritarios. Al contrario, recuerde, como diría Churchill, que “las críticas no serán agradables, pero son necesarias”.

3 comentarios:

  1. ¿que busca yadis hoy?¿Porque apenas habla ahora?¿que o quienes hay detras de esta denuncia? :/

    ResponderEliminar
  2. Viejo, que diplomático sos, yo creo que el tío ese no escucha, no oye, no ve, solo va tras el proyecto ese del que ha escrito Luis Jorge Garay, también tan matemáticamente hablando de Estado capturado, cuando en realidad es el secuestro mismo del Estado por parte de esos, los de la Antioquia señorial que ven tamaño miseria al resto de los colombianos, insisto sos de una decencia, hasta chocante!

    ResponderEliminar
  3. Buen comentario Vladdo.
    Desgraciadamente este presidente si representa a esa espantosa mayoria,una gran mayoria de colombianos son así. Otros afortunadamente no. Tramposos,doble moral,nunca dicen lo que realmente piensan hacer, siempre tienen su guardao,no respetan acuerdos,solo pasión no pensamiento,no conocen el concepto de dignidad, ni idea de que es eso de ser ciudadano, la democracia no les interesa, pendencieros, creen en verdades absolutas, no aceptan la diversidad etc. etc.El señor uribe los representa a cabalidad por eso entre guaches se entienden.
    Pero apreciado Vladdo. Esta situación actual de retroceso en lo democrático, donde todo lo oscuro se está poniendo en evidencia -vaya ironía- me parece buena, porque se abre la oportunidad para los colombianos de SENTIR VERGUENZA sobre sus mas profundas creencias que les ha hecho daño y restaurar otras que los ayude a entrar en la historia universal de los paises civilizados que ya superaron o estan superando estas taras.

    ResponderEliminar