viernes, junio 06, 2008

Candidato a la fuerza

Ahora resulta que el doctor Álvaro Uribe sí tiene intenciones de lanzarse nuevamente a la presidencia, pero esta vez no lo hace por sus convicciones políticas, ni por temor a dejar inconclusa su tarea de gobierno, ni por continuar un trabajo que ha transformado al país. El único motivo por el cual él está dispuesto a buscar un tercer período es porque los de la oposición lo sacaron (o mejor: lo sacamos) de casillas.

Así parece concluirse después de leer la entrevista que la senadora Nancy Patricia Gutiérrez le dio hace poco al Diario Oficial. Según ella, nosostros, los de ese incómodo 16 por ciento que no seguimos al docotr Uribe a ojo cerrado, hemos arrinconado de tal manera al pobre señor Presidente que a él no le queda más opción que postularse otra vez al cargo cumbre de la burocracia oficial. Y si eso lo dice la doctora Nancy Patricia toca creerle, porque ella no se atrevería a decir algo así por su propia cuenta.

Y viéndolo bien razón no le debe faltar a la presidenta del Congreso: Uribe no se mueve con la corriente, porque sencillamente la corriente es él. Y si no sigue a las mayorías, mucho menos les va a hacer caso a sus malquerientes; por eso las críticas y sugerencias de sus opositores sólo consiguen radicalizarlo. Eso debió ser lo que lo llevó a aceptar el apoyo de los para-políticos hace dos años, pues César Gaviria le había sugerido que los rechazara y que se pronunciara públicamente en ese sentido. También tuvo que ser esa la razón por la cual quiso nombrar a Ernesto Samper como embajador en Francia: para llevarle la contraria a Andrés Pastrana. Y luego, cuando se acabó la luna de miel con Samper, también la emprendió contra éste, particularmente en el tema del acuerdo humanitario. Y lo propio hizo con el ex presidente Alfonso López.

Pero lo peor no es la testarudez del Presidente, ya de por sí cuestionable, sino la ceguera de los furibistas, quienes no tienen reparos a la hora de apoyar las salidas ‘uríbicas’, por absurdas o polémicas que resulten. Hace dos años, cuando se encendían las alarmas sobre las malas compañías en las que andaba el candidato a la reelección, sus áulicos lo justificaban dicendo: “¿Y entonces qué quiere que haga? La política se hace es con los que tienen votos”. Y pese a que más de 50 políticos que le pusieron votos a la campaña Uribe 2006 hoy están bajo la lupa de la Corte Suprema, eso a los oficialistas los tiene sin cuidado, porque lo realmente grave es que en el computador de Reyes se mencione a tres congresistas de la oposición.

Siguiendo la lógica de Nancy Patricia, lo que los de la oposición deberíamos hacer, entonces, es cambiar de táctica y salir a las calles a pronunciarnos en contra de la silla vacía y de la Corte Suprema; a favor del rescate militar y, por supuesto, en pro de la reelección indefinida de Uribe.

4 comentarios:

  1. Viejo, saludos:

    La verdad, es que al bajarse Uribe del tigre, se lo tragara; y además esta aquello de lo que Zuleta se entero escribió, el príncipe "dice que lo sacaran de allí con los pies por delante". Que tragicomedia!


    Alejandro

    ResponderEliminar
  2. Pues estamos de malas, habra uribe para rato, eso esta claro. Ahora el quid del asunto es que podemos hacer los que queremos un cambio, los que somos concientes que este senor es una garrapata al poder pegada y que hace mucho, mucho dano. Lamento decir que yo soy pesimista, todos estamos a merced de el y de los furibistas que ya no lo ven como un ser humano sino como algo asi como un dios. Y lo peor es que no veo un posible candidato que le haga peso.

    ResponderEliminar
  3. ¿VOLVER A GAVIRIA?... MUY GRAVE... :/
    ... QUE OTROS PRESIDENCIALES TIENEN EL VALOR Y LA CAPACIDAD PARA ENFRENTAR EL PROBLEMA COLOMBIA... DONDE TODO EL MUNDO SABE QUE HACER PERO NADIE LO HACE?

    ResponderEliminar
  4. Todo producto de la lógica invertida de este buen país del Paraco Corazón. Creo que estamos en medio de un caso grave de locura colectiva que me recuerda algo... que será...

    A sí, la ALEMANIA NAZI.

    Saludos.

    ResponderEliminar