jueves, octubre 16, 2008

Quedó mal

Quedó mal el embajador de Colombia en España, Carlos Rodado Noriega, por su falta de diplomacia. En un acto realizado el pasado sábado 11 de octubre en de la Casa de América, el doctor Rodado, quien se encontraba entre el público que presenciaba un coloquio entre el senador Jorge Robledo, el escritor William Ospina y el general retirado Adolfo Clavijo, y siguiendo el ejemplo de los consejos comunales de su jefe máximo, tomó la palabra, se aferró a ella y no hubo poder humano que le hiciera aflojar el micrófono.

Quedó mal Rodado porque la cosa llegó a tal dimensión que los asistentes, entre extrañados y aburridos con la actitud del jefe de nuestra Misión en la Madre Patria, empezaron a abandonar uno a uno el Salón Simón Bolívar del Palacio de Linares, donde se desarrollaba el evento, sin que el embajador se inmutara. Como resultado, esta fue la única actividad del Festival Vivamérica que no pudo ser clausurada oficialmente, sino que se acabó por sustracción de materia (o de audiencia, mejor dicho).

Quedó mal, también en el mismo acto, el general (r) Clavijo, quien tras escuchar la intervención de Robledo, trató de insinuar que el problema del abuso de derechos humanos en Colombia en realidad no era tan grave, puesto que se trataba de una campaña de desprestigio y desinformación destinada a quitarle legitimidad a la seguridad democrática; como si los falsos positivos, el hostigamiento a la prensa, las capturas masivas, el asesinato de sindicalistas, las muertes violentas de líderes sociales y la criminalización de las protestas obreras, indígenas y estudiantiles, fueran inventos de la oposición.

Quedó mal además el general Clavijo al decir allí mismo que no creía en ninguna de las cifras de desplazados que se manejan en Colombia: ni en las de la organización Codhes (Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento), ni en las del propio gobierno que el mismo general asesora. Según Codhes, en nuestro país hay alrededor de 4 millones de desplazados, pero esa cifra el Gobierno la rebaja a 2,6 millones. Sin embargo, ninguno de los dos datos le sirve a Clavijo, puesto que, según él, si los desplazados del país son básicamente campesinos y la productividad del campo no ha hecho sino aumentar en los últimos años, eso significa que los labriegos siguen en sus tierras y por consiguiente no hay tanto desplazamiento. Estoy seguro de que si en Suecia hubieran conocido esta asombrosa teoría, el premio Nobel de Economía no hubiera sido para Paul Krugman, sino para este brillante militar.

Quedó mal Clavijo en otro aparte, antes de que Rodado le quitara la palabra a él y al resto de la concurrencia, pues al contestar una inquietud de un compatriota, en vez de responderle le pidió que se identificara. Obviamente, tal solicitud generó sorpresa y rechazo en el auditorio, y en medio del desconcierto los abucheos no se hicieron esperar. Se le olvidó al general que, así estuviera entre muchos colombianos, no jugaba de local.

6 comentarios:

  1. QUE VIVAN LAS MASCHAS INDÍGENAS!!!!!
    QUE VIVA EL PARO D LOS CORTEROS DE CAÑA!!!!!!!!!!!
    QUE VIVA EL PARO DE ASONAL, AUNQUE SE ACABE DE ACABAR!!!!!!

    A PARO TODOS LOS QUE NO LE COMEMOS CUENTO AL NARCOPARACOPRESIDENTE QUE TENEMOS!!!!!

    Diz que aprovechando el paro judicial para declarar Estado de conmoción Y SUAZ! terminarnos de joder a punta de decretos! esto si ya es el colmo!
    Quién sabe cuántas almas le vendió al diablo para seguir AHÍ, fijo ofreció las almas de las víctimas que yacen aserradas y mutiladas en todos los campos,ríos, montañas, desiertos y selvas del país!

    ResponderEliminar
  2. Por qué será que el chibchombiano promedio piensa que con bajarle el número a unas cifras que demuestran algo grave ya se va a disminuir (o a desaparecer) el problema?. Parece que a este tarado de clavijo le parece menos grave si desplazan a pocos que a muchos, cuando el solo hecho de que hayan desplazados es gravisimo en una democracia moderna.
    Ah, se me olvidaba que Colombia no es una democracia moderna, ni siquiera es una democracia. Es una república bananera regida por un presidente que no es presidente sino patrón.

    ResponderEliminar
  3. De-no-te-lo-puedo-creer... será Vladdo que esa perla del uribismo internacional está en algún video en internet? Sumercé sabe?
    Gracias, Andrés

    ResponderEliminar
  4. Es que el mal ejemplo cunde, si La Inteligencia Superior vocifera, da ordenes y se impone porque si o porque no en el pais, en Consejos Comunales, tomandose las emisoras para que le hagan entrevistas que el mismo organiza y contesta lo que quiere y como quiere y, si no, "le doy en la cara marica", hay que ser digno representante de esa eminencia mas alla de las fronteras...eso fue lo que demostro el Sr. Rodado, es que no, el no podia ser menos de lo que es el Regiemen que representa. Sinceramente me da verguenza ajena, bueno y propia tambien porque en ese momento el mencionado Sr., igualmente representaba a Colombia.

    ResponderEliminar
  5. Mientras algunos auditorios se aburren al vaivén de las mentiras repetidas de presidente a ministros y de ahi pa bajo, algunos que no se pueden escapar a los consejos de seguridad y a los comunitarios, otros le agradecemos a los buenos libros, para no comer enterito, o mejor ver cosas interesantes... como un pasquin..

    ResponderEliminar
  6. Calvito supone que las estadísticas de desplazamiento solo las difunden para demostrar que el Gobierno sigue dando beneficios a los campesinos una vez salgan de sus tierras, cuando en realidad el Min de Agricultura Andrés Felipe Arias solo quiere que el personajillo le de facultades para apropiarse de las tierras de los pobres, ¿será calvito también se le olvido la memoria? Buen post.

    ResponderEliminar